5 de diciembre de 2013

Algunos Supuestos de la Gerencia Moderna

En la actualidad, el mundo de los negocios está siendo impactado por fenómenos y eventos que apuntan a la consideración de nuevos escenarios caracterizados por el caos y la incertidumbre. En medio de esta compleja realidad el futuro se ha vuelto cada vez más impredecible, de tal manera que lo único cierto es la pérdida misma de las certezas que caracterizó la gestión empresarial durante varias décadas del siglo pasado.
De acuerdo a lo anterior,  la gestión empresarial debe ser asumida con nuevos criterios y modelos en un intento de poder diseñar e instrumentar las estrategias que permitan sortear las amenazas del entorno y  alcanzar el éxito competitivo. 

A continuación, algunos supuestos  a tener en cuenta al momento de asumir los procesos,  las decisiones y acciones que son inherentes a la gerencia moderna.
1.-Insuficiencia de los paradigmas: En el contexto Administrativo y Organizacional, los paradigmas lucen agotados, o al menos son insuficientes para abordar las problemáticas que las organizaciones padecen hoy día. La profusa literatura sobre modelos y nuevos enfoques de gerencia es prueba de ello, aunado a la incesante búsqueda de los gerentes de nuevas formas de gestión empresarial 
2.-La aceptación de la complejidad y el caos: Existe un Conjunto de acciones, interacciones, determinaciones y azares que constituyen nuestro mundo fenomenológico y que se presentan con rasgos de complejidad, desorden, ambigüedad e incertidumbre. Hoy más que nunca las organizaciones se mueven en un ambiente complejo, caótico e impredecible. En este sentido, es necesario crear estructuras que lidien con estas nuevas realidades, así como diseñar nuevos modelos de pronóstico del futuro que rompa con el método tradicional de proyectar el pasado.
3.-Heterogeneidad de los grupos sociales: Esta afirmación permite entender que dentro de la aparente homogeneidad de los mercados de consumidores actuales, existe una heterogeneidad que los hace propicios de ser abordados con productos, servicios y estrategias de mercadeo diferenciadas, lo cual representa una gran oportunidad para las Pequeñas y Medianas Empresas de  alcanzar mayores niveles de  competitividad. 
4.-El cambio como lo único verdadero: Si aceptamos esta premisa, y muchas son las evidencias que apuntan a ello, es de asumir que las organizaciones están obligadas a revisar sus modelos de  gestión y evaluación estratégica; ya que tal como están diseñados resultan más útiles en contextos estables y predecibles, lo cual no es el signo de  los nuevos tiempos. Las organizaciones de la era de  la información deben replantearse la forma como evalúan su crecimiento y evolución, considerando que en sus activos intangibles y particularmente en la satisfacción de sus clientes descansa la base de su competitividad. 

Por todo lo anterior, la búsqueda de nuevos modelos y enfoques de gestión es crucial en el propósito de poder enfrentar los nuevos retos empresariales del mundo moderno.