4 may. 2013

Medición y Hermeneutica en la Investigación de Actitudes

La realidad social es multidimensional, lo cual se manifiesta en una complejidad caracterizada por la apariencia y la esencia como dimensiones complementarias. La primera de las dimensiones se relaciona a todo aquello que es aprehensible a través de los sentidos, y la segunda alude a los contenidos de naturaleza fenomenológica que subyacen en los estados subjetivos de los individuos.

En investigación de la conducta del consumidor ha predominado la cuantificación como método de indagación y análisis. No obstante, actualmente es posible colegir que la metodología cuantitativa de investigación actitudinal no es suficiente debido a que este fenómeno suele estar determinado por el contexto y la influencia del contenido experiencial y sensorial del individuo. Es evidente entonces que con las técnicas e instrumentos de investigación actualmente utilizados sólo es posible conocer superficialmente los determinantes de la conducta de compra, quedando ciertos vacíos de conocimiento que dejan abierto el camino para la complementariedad a través de la hermenéutica.

Este paradigma promete, en el caso que nos ocupa, acceder a una mejor aproximación de lo actitudinal mediante la comprensión de los aspectos que determinan las expectativas de valor que tiene un grupo de consumidores acerca de una oferta de productos o servicios determinada. De esta forma, las técnicas cuantitativas de investigación actitudinal encuentran en la hermenéutica un soporte valioso que ayudaría a canalizar el estudio del comportamiento del consumidor en torno a la comprensión de aquello que subyace en l0  actitudinal-subjetivo, que es en la mayoría de los casos lo que determina las preferencias o rechazos hacia una marca, producto o servicio; y en consecuencia la conducta de compra.

No hay comentarios: