11 jun. 2013

Paradigmas de la Competitividad

La competitividad es uno de los conceptos mas aludidos en la literatura sobre planificación estratégica; no obstante, de los constructos de las ciencias administrativas es de los peor comprendido en virtud de las numerosas y contrapuestas teorías que existen y que han pretendido explicarla desde variados enfoques y modelos. En razón de lo anterior, es pertinente destacar que las perspectivas teóricas que cuentan con la mayor aceptación dada su naturaleza y consistencia explicativa giran en torno a tres enfoques.
El primero considera que las organizaciones son sistemas abiertos que se ven influidos por factores externos incontrolables, de tal manera  que  un conjunto de fuerzas y variables externas determinará el éxito o fracaso, por lo que la estrategia competitiva de la empresa estará dirigida a minimizar el impacto del macroambiente, así como aprovechar las oportunidades diagnosticadas según sus posibilidades y fortalezas.

En una segunda perspectiva está la Teoría de los Recursos y Capacidades, cuya argumentación central gira en torno al supuesto de que la competitividad está determinada por los factores internos de la empresa, cuyo empleo eficiente en la creación de valor para el cliente la convierte en diferente de los demás competidores del sector.

El tercer enfoque es el desarrollado por Porter (1990) en su libro “ La ventaja competitiva de las naciones”, donde sostiene a través de su modelo del “Diamante Competitivo” que la competitividad es un fenómeno de carácter estructural que depende tanto de factores internos como externos, donde las condiciones favorables del medio ambiente debe ser respaldadas por estrategias consistentes y bien instrumentadas a través de la cadena de valor de la empresa en aras de crear beneficios superiores para el cliente y a la vez rentables para la organización.

En conclusión,  decidir el mejor modelo y sistema de gestión competitiva tendrá que ver con los presupuestos teóricos que maneje la gerencia, los recursos y capacidades competitivas de la empresa, así como los elementos contextuales del entorno donde la empresa le toca competir.

No hay comentarios: