9 feb. 2015

Las Dimensiones Estratégicas del Gobierno Electrónico en Venezuela


El Gobierno Electrónico en Venezuela significa el aprovechamiento de las Tecnologías de la Información y Comunicación para aumentar la inclusión de importantes sectores de la población que han estado al margen de la acción del Estado. Para ello se debe suministrar al ciudadano una mejor y mayor información, aumentando al mismo tiempo el aprovechamiento de los recursos que el Estado dispone para su atención mediante la automatización, sustitución y reforzamiento de los procedimientos de la Administración Pública Nacional.

Para lograr un modelo de gobierno electrónico eficaz y eficiente, es necesario el diseño e instrumentación de programas y proyectos estratégicamente sincronizados, donde los objetivos encuentren sustento efectivo en las políticas y recursos necesarios para su concreción en espacio,  tiempo y magnitud.

Acerca de la Visión y Misión

Un Modelo estratégico de Gobierno electrónico que aspire a ser eficiente, debe partir de una misión y visión  que perfilen de forma clara los propósitos de su acción operativa, en una perspectiva centrada en el papel del estado y sus posibilidades de atender de manera eficiente las demandas del ciudadano y las instituciones.
Una misión cónsona con la funciones del estado moderno debe considerar la incorporación y uso eficiente de las TIC  en el propósito  de que en todas las esferas del sector público se puedan prestar servicios de calidad, oportunos, seguros y accesibles; mediante un fácil acceso a la información por parte de los ciudadanos.
Por otra parte, una visión impregnada de lógica estratégica debería considerar al estado insertado en un modelo de gestión de recursos capaz de acelerar la descentralización y la integración de sus funciones para brindar mejores servicios, así como actuar de manera eficiente y transparente ante los ciudadanos y las empresas. 

 Objetivos estratégicos

La implantación del gobierno electrónico debe propender al logro de un conjunto de objetivos centrales  que logren impactar los distintos ámbitos de acción que le son propios, en una búsqueda de la eficiencia estratégica, táctica y operativa. En este sentido, al menos tres directrices generales deberían considerarse en la formulación de un programa de acción:
1-Ganar eficiencia mediante la provisión de servicios en forma responsable y eficiente.
2-Alcanzar una mayor legitimidad mediante la responsabilidad, aumentando la confianza del ciudadano al brindarle los servicios que este quiere y necesita.
3-Apoyar la construcción de la gobernabilidad incrementando la transparencia del gobierno frente a la sociedad en general.

Fortalezas y Oportunidades para su Implantación

Los objetivos precedentes deben estar soportados en un conjunto de fortalezas, que en el caso de Venezuela caracterizan las políticas públicas en materia de tecnología, amparadas a su vez en  los  procedimientos y servicios propios de la administración pública central y descentralizada. Al respecto tenemos:
 -La mayor parte de los servicios ofrecidos por la administración pública son digitalizables y estructurables, lo que los hace factible de ser ofertados y realizados en línea en forma parcial o total.
-La capacidad operativa que se deriva del uso de las TIC orientada al ciudadano, permitirá reducir el costo de los servicios, acortar distancias, descentralizar los servicios y democratizar el acceso.
-Debido a que el Estado se ha convertido en un importante comprador de bienes y servicios, las TICS  permitirían reducir tiempos y costos, llegar a una mayor cantidad de proveedores, hacer más expeditas las operaciones de compra y venta, facilitando las negociaciones y potenciando  las operaciones de comercio mediante la utilización de medios electrónicos.
-En un mundo donde disponer de información oportuna y confiable puede ser la clave competitiva para hacer negocios y tomar decisiones, la información producida y sistematizada por el Estado se convertiría en un activo valioso para  los ciudadanos y las empresas.
-El reconocimiento por parte del ejecutivo de Internet como instrumento prioritario para el desarrollo cultural, económico, social y político del país ha impactado positivamente el acercamiento del ciudadano común a las tecnologías de la información y la Comunicación.

Conclusiones

Desde los anteriores argumentos el Gobierno Electrónico pasa a ser percibido como factor dinamizador de la administración pública; por lo que debe apoyarse en  una  visión estratégica y un conjunto de acciones orientadas a la reforma y modernización necesaria a través de las TIC. 

No obstante, para que el uso de las TIC ayude a mejorar la gestión del gobierno  en un marco de relativa eficacia y eficiencia no basta con la necesaria integración entre directrices, políticas, planes y proyectos. Es imperativo, entre otras cosas, acometer programas urgentes de modernización de la administración pública en aquellos ámbitos mas cercanos al ciudadano como gobernaciones, alcaldías, oficinas regionales y municipales. Una vez se determine  cuáles son los trámites y servicios factibles de ser digitalizados y ofertados en línea, seleccionar las herramientas e instrumentos que ayuden a una adecuada gestión en la dimensiones de lo funcional y operativo. 

No hay comentarios: